TRADUCTOR

martes, 1 de enero de 2013

PERCHERO DE ROBLE

Son varios los ejemplares notables que se conservan, pero el tiempo, que no entiende de sentimentalismos, ha acabado por derribar al más famoso de todos, el mítico Cubilón, un inmenso roble de 15 metros de perímetro en la cepa probablemente milenario.


Hasta finales de los años 80 permaneció en pie, con su tronco totalmente hueco. Se dice que en su interior cabían dos vacas tudancas y que su fama era tal que Napoleón llevaba una bellota suya engarzada en oro.





El roble es una especie que arrastra muchas connotaciones folklóricas, 
simbólicas y mágicas.
Los antiguos cántabros, como la mayoría de los pueblos de origen celta, lo consideraban sagrado. 
Así, bajo su sombra se celebraban reuniones de los concejos de muchos pueblos y era frecuente utilizarlo como "árbol de mayo", alrededor del cual bailaban los mayos para celebrar la resurrección de la vida vegetal.
Simboliza la unión del cielo y la tierra, imagen que le confiere el valor de eje del mundo. 
Tiende a atraer al rayo, por lo que jugaba un importante papel en las ceremonias para conseguir lluvia y fuego en toda Europa.


FORMULARIO DE CONTACTO

foxyform

SEGUIDORES

tu euro salva chimpances en afrika